Nikolay I. El caballero de la autocracia el-monarquico

Hegel ha notado una vez que si en la cabeza no hay idea, los ojos no ven los hechos. Parafraseando esta declaracion se puede afirmar con la justicia no menor que el entusiasmo excesivo o hasta la obsesion de una u otra idea (liberal, conservador, democratico, de clase, socialista y semejante) Hace tambien al historiador o el filosofo, el escritor o el periodista por los invidentes a los hechos, correspondientes a ella, haciendo no solo pasar de largo los acontecimientos inconvenientes, las personas, los fenomenos, sino tambien es falso interpretarlos. Nuestra historia nacional y la cultura en ХХ el siglo probaban mas de una vez sobre el las consecuencias tragicas de los metodos revolucionarios del pensamiento y la practica. Yu.F.Samarin determinaba la revolucion como “el racionalismo en funcionamento”, “el silogismo correcto transformado en el ariete contra la vida cotidiana viva”, como la enumeracion bajo el dogma aprioristico “la realidad dada y la sentencia sobre ultimo, proferido exclusivamente desde el punto de vista de primero – la realidad no se estrecha con el dogma y por eso es condenado a la muerte” (primero por medio de los libros y las revistas, y luego con el uso de las hachas y la horca).

Todavia uno importante, pero el indicio “escondido” de la revolucion, que espiritu, hablando a proposito, era profundamente antipatico a Nikolay I, ha notado su otro contemporaneo, F.I.Tyutchev:” La revolucion ante todo el enemigo del cristianismo! El humor anticristiano es el alma de la revolucion; es su caracter especial distintivo “. En efecto, es liberal-democratico, y luego y los dogmas es radicales-socialistas arrebataban categoricamente todo lo que era educado y criado de un modo o de otro por las tradiciones ortodoxas, estatales, publicas y no simultaneaba con innovador fragil, el maquiavelismo politico, la casuistica moral. La cirugia de los silogismos”correctos”condenaba a la muerte no solo las capas caracteristicas del pueblo ruso con cristiano sensacion del mundo (el clero, la nobleza, el campesinado, los cosacos), sino tambien se introducia en el pensamiento historico, que se encontraba por mucho tiempo dictadura cautivada “progresivo” de la logica,”liberador”el clise, que cortaban la plenitud y los siglos que han pasado, que alteraban la autenticidad. A consecuencia del rechazo orientado hacia un objetivo de los fundamentos ortodoxos, el truncamiento cualquiera y la interpretacion tendenciosa de las capas milenarias de la existencia nacional al plan delantero de la conciencia publica el tiempo largo desaparecia artificialmente y se introducia sucesivamente la linea de la negacion, la protesta y los cambios violentos en el estado, que va, hablando es condicional, de A.N.Radischeva a traves de los decembristas a los democratas revolucionarios y que preparaba el suelo metodologico para la ideologia futura desmemoriada avangardistsko-bolchevique. No sin razon ultimo, que y alterandolos considerablemente, se apoyaba en los hombres como V.G.Belinsky o A.I.Gertsena, N. G.Chernyshevsky o D.I.Pisareva, cuyas ideas cientificamente-humanas no concordaban primeramente ante todo con las tradiciones cristianas, destruian las leyendas historicas y arrancaban los enlaces sucesivos, que se sometian a la difamacion de principio.

Nikolay I y la insurreccion de los decembristas

El 14 de diciembre de 1825 – el dia de la insurreccion de los decembristas – se hacia el punto de partida original de la direccion de Nikolay I, que no solo era la prueba de su caracter, sino tambien ha ejercido la influencia esencial en la formacion ulterior de sus pensamientos y las acciones. Despues del fallecimiento de Alejandro el I 19 de noviembre de 1825 ha surgido la situacion del interregno asi llamado, cuando habia no anunciado su manifiesto secreto, compuesto todavia en 1823, que ha fijado al heredero del hermano Nikolay. Excepto el emperador, el tsesarevich de Konstantin y su madre el manifiesto sabian solamente tres personas: el metropolitano Filaret, A.A.Arakcheyev y A.N.Golitsyn que ha copiado el documento y que ha dejado en custodia ello en el Consejo Estatal, el Senado y el Sinodo. El heredero futuro del trono, claro, podia adivinar la voluntad, expresada en el sobre misteriosa, de Alejandro I, es inequivoco que se manifestaba antes en las conversaciones intimas, sin embargo el contenido exacto y el sentido del manifiesto se quedaban a ello a los desconocidos. Durante el interregno el gran principe Nikolay Pavlovich ha dicho la ausencia de cada ambicion y el apego raro para muchos antecesores a la sucesion rigurosamente legal del poder, a los derechos, consagrados por la historia, de la mayoria. El ha jurado inmediatamente el tsesarevich a Konstantin, con generosidad habiendo negado al trono. “Ninguna hazana aqui no existe, – respondia el los miembros asombrados del Consejo Estatal, – en mi acto no hay otro impulso, tan pronto como cumplir el deber sagrado mi devant por el hermano mayor. Ninguna fuerza terrestre no puede cambiar los pensamientos de mis por objeto este y en este asunto”. El Hermano mayor, a su vez, se ha negado a la corona zarista en beneficio de menor. Segun V.A.Zhukovsky, ha comenzado de tres semanas “la lucha no por el poder, y por la donacion del honor y el deber por el trono”, que y se han aprovechado los conspiradores de las sociedades secretas. En el ejercito se ha distribuido el rumor, como si el gran principe Nikolay Pavlovich tiene intencion de usurpar los derechos del tsesarevich de Konstantin…

Nikolay I. El caballero de la autocracia el-monarquico   La insurreccion de los decembristas

Segun testimonio de todos los contemporaneos, el 14 de diciembre, cuando era fijado, al fin, un nuevo juramento y al mismo tiempo se ha inflamado la insurreccion, un nuevo zar ha dicho aquellas presencia de animo, la valentia personal y la decision firme, que contribuian en muchos aspectos al cese muy rapido y casi exangue de la revuelta. “Veia, – se acordaba el mas tarde, – que o me debe tomar sobre si derramar la sangre algunos y salvar casi probable todo, o, habiendo dado cuartel, sacrificar categoricamente el estado”.

Por la manana temprano Nikolay I ha recogido a los generales de la guardia y los jefes de regimiento, los ha puesto al corriente del testamento de Alejandro I y con los documentos del renunciamiento de Konstantin, y luego ha contado el manifiesto de la ascension sl trono. Que escuchaban han reconocido unanimemente su monarca legal y se han obligado a juramentar al ejercito, despues de que el ha declarado inmediatamente: “Despues de esto me respondeis por la cabeza por la tranquilidad de la capital y que hasta mi, si soy el emperador aunque para una hora, mostrare que era digno de aquel”. Todavia hasta el encuentro con el cuerpo de los oficiales generales de la guardia el ha escrito a la hermana Maria, la duquesa Saksen-de Weimar: “Nuestro angel (Alejandro – B Т) debe ser contento, su voluntad es cumplida, como ni es pesada, ni es horrorosa para yo. Rezais, repito, el Dios por su hermano infeliz: el tiene necesidad de este consuelo, y lo lamenten”.

Nikolay I no excluia la posibilidad de reinar y en general estar en esta tierra solamente “una hora”, ya que constantemente circunstancias que se cambiaban se hacian cada vez mas imprevisibles. A pesar de la ceremonia del juramento en el Senado, el Sinodo y en las primeras unidades de guardia, no habia ninguna seguridad de la salida favorable. Durante la ceremonia en la guardia imperial De Moscu a la balda los oficiales De D.A.Schepin-Rostovsky, M. А y A.A.Bestuzhevy han persuadido la parte de los soldado a no jurar. Se han oido los primeros tiros, cuando que trataban entrometerse el jefe de regimiento de P.A.Frederiks, el general mayor V.N.Shenshin y el coronel Hvoschinsky han recibido las heridas graves. El regimiento han descuartelado al area De senado, donde a el se han juntado la parte de los soldado de la guardia imperial del regimiento De granadero y la tripulacion de la guardia.” Anoche, – los dos hablaba por la manana nublada el emperador A. H.Benkendorfu, puede ser, no sera en el mundo, pero, por lo menos, moriremos, habiendo cumplido nuestro deber “. El Mismo humor poseia y en visperas, cuando el se dirigia a la mujer:” es desconocido que nos espera. Promete manifestar el valor y, si tiene que morir, morir con el honor “.

Para el pesimismo semejante heroico eran tenidos motivos, pues, habiendo conocido sobre la insurreccion, el zar categoricamente reunido es personal participar en su aplastamiento. Reuniendo en el area De senado, el soberano ha abierto al azar siempre el Evangelio, que estaba sobre escritorio su, y ha leido el retazo que ha caido, habiendo dirigido a P. V.Kutuzov que se encontraba al lado: “Mira, Pablo Vasilevich, que a mi el verso ha salido:” Soy el pastor bueno; el pastor bueno ahogo cree por la oveja, y el mercenario, Si no el pastor, corre “. Luego Nikolay I ha salido a la cabeza de justo a ello De las personas y los caballeros de la guardia al poso de los acontecimientos, habiendo dicho al hermano Mijail:” o el emperador, o soy muerto “. Como confesaba el mas tarde al autor de memorias А bastante conocido де a Kyustinu, la decision ir hasta el fin y la preparacion para morir para la realizacion del deber le daban las fuerzas para espontaneo y al mismo tiempo las acciones decididas entre la confusion universal y la barahunda.

Nikolay I. El caballero de la autocracia el-monarquico   En el area De senado rodeada por el pueblo que acudia corriendo de todas partes, Nikolay I empezaba a leer y explicar inesperadamente el manifiesto, encontrando sobre el tipo del cuadro rebelde y corriendo la vida del peligro incesante. “Mas asombroso, – quedaba perplejo como si el posteriormente, – que no me ha matado aquel dia”. Deseando advertir el derramamiento de sangre, el trataba de convencer a los sediciosos de la legalidad del derecho al trono y en la necesidad de la terminacion de paz de la oposicion. Sin embargo las exhortaciones del metropolitano del Serafin y el gran principe Mijail Pavlovicha no tenian el exito, y el tiro De P. G.Kahovsky ha puesto al general gobernador M. A.Miloradovichu petersburgues la herida mortal. Esta claro que las vias telefonicas se son agotadas y no es posible pasar sin la metralla, que en seguida ha aportado la confusion en unas series de los rebeldes. N.M.Karamzin describia asi la impresion de memorable del dia y la atmosfera predominante:” El 14 de diciembre era en el palacio, salia y al area Isaakievsky, veia las personas horrorosas, oia las palabras horrorosas, y las piedras cinco-seis ha caido a mis pies. Un nuevo emperador prestaba la intrepidez y la dureza. Primero dos tiros han dispersado a los locos con Polyarnoyu Zvezdoyu, Bestuzhev, Ryleevym y sus fautores dignos., el historiografo de paz, ansiaba el trueno de canon, siendo esta seguro que cesar el modo diferente de la revuelta. ?Ni la cruz, ni el metropolitano no funcionaban! “Como si completando Karamzina, V.A.Zhukovsky que sabia personalmente muchos decembristas, exclamaba:” ?Que dia era para nosotros de 14 numeros! Este dia todo era al borde de la perdicion y todo seria destruido. Pero por la voluntad de la Artesania este dia era el dia de la depuracion, el dia del horror, pero al mismo tiempo el dia de la gran instruccion para el futuro… Hemos vivido el dia secular… El Soberano ha defendido el trono… La Patria lo ha conocido de repente, y la esperanza en el ha nacido en medio del peligro eliminado por su espiritu… En una palabra, en todos estos minutos decididos el Soberano era tal, cual el debe ser: tranquilo, de sangre fria, intrepito. El se ha presentado a nosotros a completamente otra persona; el se ha cubierto por el honor por minuto, casi desesperado para Rusia “.

Era tal la mirada, como se dice, de la parte. El monarca mismo probaba “el dolor ardiente”, que, por su propia sensacion, es imposible olvidar hasta el fin de sus dias. “El Emperador, – escribia el al hermano, – pero por que precio. ?Dios mio! A costa de de la sangre de mis subditos”. El sentia profundamente lo que no consiguio tranquilamente permitir el conflicto que ha surgido, aspiraba a comprender sinceramente las causas verdaderas de la insurreccion y por la justicia estimar el grado de la culpa de cada conspirador.

Las cualidades caballerescas de Nikolay I

La epoca de Nikolay I es no es hora las reconstrucciones estatal y la vida publica por los esquemas distraidos ideologicos, y el periodo del trabajo infatigable en las esferas mas diferentes. Levantando sobre el amanecer, el emperador mismo pasaba a veces detras del escritorio durante dieciocho horas al dia, fijaba las audiencias en, e incluso a las siete de la manana y trataba personalmente de examinar detenidamente todos los asuntos. Habiendo recibido la formacion insuficiente humanitaria y probando la indiferencia al conocimiento especulativo, el tenia con todo eso la inclinacion natural por las ciencias aplicadas y militares, el arte de construccion y de ingenieria, poseia la mentalidad practica y la apreciacion abstemia que pasa. Si Pedro I se percibia a veces como el carpintero sobre el trono, su descendiente queria hablar: “nosotros – los ingenieros”.

Realmente, todavia siendo como el general inspector por la parte de ingenieria, el gran principe Nikolay Pavlovich imponia toda la energia, inherente a ello, en la formacion del cuerpo ruso de ingenieria, visitaba casi cada dia los establecimientos subordinados, estaba largo rato en las conferencias de oficial y del conductor de las clases de la escuela Principal de ingenieria, estudiaba la delineacion, la arquitectura y otros objetos que hasta los detalles comprender la esencia de los proyectos, afirmados por ello. Y posteriormente, ya sobre el trono zarista, el aspiraba escrupulosamente a examinar detenidamente no solo los problemas militares o de construccion, sino tambien en las preguntas del equipo, la empresa util, financiero la politica economica y muchos otros, trataba “de ver todo por los ojos, todo oir por las orejas”. Las paradas, las revistas de la flota, las maniobras, de prueba del tiroteo por los proyectiles explosivos, el trabajo de las comisiones de la pregunta campesina o la construccion de los ferrocarriles – todo esto y mucho otro no pasaba sin la participacion directa del soberano. Regulares habia sus viajes frecuentes por las esferas distintas del imperio, los examenes de los hospitales, las carceles, los almacenes de estado, la visita a los puestos, los establecimientos de ensenanza, las construcciones de nuevo elevadas. La distancia de la distancia, el mal estado de los caminos, el malo tiempo, la indisposicion color carne o el cansancio cordial no podian retener al zar de la realizacion de los planes fijados. Si el era convencido de la utilidad y la justicia de asunto cualquiera, manifestaba a su realizacion practica la voluntad de hierro y la decision firme. Basta de mirar solo algunas resoluciones del autocrata: “Todos nosotros al servicio no detras de aquel. Para pasear y que el asunto hacer”… “Debe tenerse las ordenes de forma obsesiva dadas y en lo sucesivo no atreverse retroceder de ellos”… “Ordenaba mas de una vez con las proposiciones opuestas a la ley, no atreverse entrar… Cuando la ley es, debe observarlo sin investigacion de los pretextos al incumplimiento”.

Muchos contemporaneos notaban las cualidades caballerescas de Nikolay I, que seguia rigurosamente el codigo del honor, de la fidelidad a la palabra dada, con “la repugnancia extrema” se referia a la falsedad sutil, las intrigas secretas, los sobornos de los oponentes y otros efugios ilegales a menudo permitidos por los estados asi llamados civilizados. Hasta el malevolo А evidente de Kyustin escribia que la mente del zar “mas practico y claro, que es solamente en el mundo. No pienso que se haya encontrado hoy el segundo soberano, que odiaria asi la mentira y mentia tan raramente, como este emperador”. El emperador confesaba a este autor de memorias que tiene necesidad demasiado de la declaracion directa y franca de los pensamientos y que retrocedera mas bien hasta China, que consentira el modo de venta y fraudulento de la direccion que distinguia, segun su opinion, las monarquias constitucionales.

Dignidades caballerescas de Nikolay I que distinguia ello como “una fuerte naturaleza, generosa y muy ideal” (K.N.Leontev), era anadido el valor indudable, entre que manifestaciones brillantes se separa la conducta del zar durante la epidemia de colera. Moviendo de la profundidad de la Asia y sembrando la via de mil de cadaveres, la enfermedad contagiosa se distribuia rapidamente hacia arriba al Volga y en septiembre de 1830 ha alcanzado Moscu. “Con la condolencia cordial he recibido su noticia triste, – escribia el emperador al general gobernador D. de Moscu de V.Golitsynu. – me Notifiquen por los relevos sobre el curso de la enfermedad. De sus noticias dependera mi partida. Llegare dividir con usted los peligros y los trabajos…”

Los testigos de vista testimonian la sorpresa y la alegria de los moscovitas que han conocido que “el zar en Moscu”. Por la manana temprano el 29 de septiembre las muchedumbres enormes del pueblo iban al Kremlin, donde cerca de la entrada en la catedral Uspensky el metropolitano Filaret hablaba: “Con la cruz сретаем de ti, el Soberano. Si va con тобою el renacimiento y la vida”. En el poso del pueblo se oian las voces:” Eres a nuestro padre, sabemos que a nosotros seras… Donde la desgracia, alli y ti, nuestro natal “. Habiendo sido aplicado al icono de la Madre De Dios en la capilla Iversky, el

Nikolay I. El caballero de la autocracia el-monarquico   A.H.Benkendorf

emperador ha comenzado la estancia de diez dias en la capital antigua, llenado por la actividad continua. Despreciando el peligro, el visitaba las camaras colericas en los hospitales, ordenaba convenir en las partes diferentes de la ciudad los nuevos hospitales y crear los refugios para los padres que han perdido de los ninos, daba las disposiciones sobre la subvencion monetaria y la ayuda de alimentacion a los pobres, aparecia constantemente en las calles para levantar el espiritu que ha caido de los habitantes. Los moscovitas alentados empezaban con mas gusto a observar las medidas sanitarias y competir en las donaciones. Mientras tanto la mujer que se encontraba en un palacio con el Soberano, se ha contagiado y ha muerto, a pesar del tratamiento, inmediatamente prestado ella. Constantemente Que se comunicaba con el el criado es subito ha fallecido tambien. Segun A.H.Benkendorfa, al zar “estaba mareado, sacudia la fiebre, y se han abierto todos los primeros sintomas de la enfermedad. A felicidad, una fuerte transpiracion y las medicinas dadas a tiempo pronto lo han ayudado, y no mas tarde de al otro dia toda nuestra inquietud era pasada”. Habiendo cumplido la mision, el emperador ha salido atras a San Petersburgo y ha sostenido en Tver, tanto como debe por ley, el plazo establecido de cuarentena. Su conducta decidida y valiente ha inspirado a Pushkin para la poesia por “Hera”, donde es contado del valor y la caridad de Napoleon, como si que ha visitado чумный el hospital en Yaffe, y es hecho alusion a la llegada del zar a Moscu. “Cual soberano, – escribia el poeta P.A.?Vyazemsky, – bien hecho de aquel mira que a nuestros presidiarios perdonara – ?permitalo Dios! a ello de la salud”.

Por las observaciones de los contemporaneos, Nikolay I, como Pedro I, pero a bueno en la vida cotidiana era muy poco exigente, preferia pasar simple comida como los shchi y la papilla de trigo sarraceno, conducia el modo de vida bastante espartano, trataba hasta de no cambiar de los viajes extranjeros a las costumbres y dormir en de marcha sobre el saco de lienzo con la paja en vez del colchon. Un de los extranjeros exclamaba, asi como el mas labrador pobre frances empezaria a dormir poco probable sobre tal lecho duro. El zar ha muerto, como escribia a A.F.Tyutcheva, en un pequeno gabinete en el primer piso del palacio Invernal “estando a traves de la habitacion sobre la cama muy simple de hierro… La Cabeza yacia sobre la almohada verde de cuero, y en vez de la manta sobre ello estaba el capote de soldado. Parecia que la muerte lo ha alcanzado entre las privaciones del campamento militar, y no en el lujo del palacio pomposo. Todo que lo rodeaba, respiraba la simplicidad mas rigurosa, comenzando de las condiciones y acabando los zapatos agujereados al pie de la cama”.

Caracterizando Nikolay I, debe tambien notar que el amor a todo el militar, la organizacion de ejercito y la simplicidad no lo impedia poseer las lenguas extranjeras, poseer el gusto artistico, aficionarse el teatro, componer la musica, querer el canto religioso y es frecuente mas en ello participar.

Las lineas notadas de la persona del zar contribuian en muchos aspectos al movimiento del pais a aquellos objetivos, de que se puede juzgar segun sus palabras trazadas en 1850 sobre el informe del Ministro de Exteriores K. De V.Nesselrode y dirigidas el hijo: ?”?permitalo Dios! que me consiga dar a ti Rusia tal, por que aspiraba a ponerla: fuerte, independiente y bueno – nosotros es bueno, – a nadie es malo”.

Al zar atribuian las palabras siguientes: “no quiero morir, sin haber hecho dos asuntos: las ediciones de la boveda de las leyes y la destruccion del regimen de servidumbre”. Segun el hombre de letras

Nikolay I. El caballero de la autocracia el-monarquico   M.M. Speransky

conocido de A. V.Nikitenko, el primer deseo era completamente realizado y puede servir adornamiento de su reino. Realmente, aspirando ser el legitimista consecutivo, Nikolay I seguia constantemente la actividad de la comision de codificacion de M.M.Speransky, recibia las noticias semanales sobre el curso de sus trabajos y veia personalmente algunos manuscritos. En las notas ministeriales y las revistas era con frecuencia posible encontrar sus observaciones autografas de lo que es necesario “tenerse la ley y nunca este no olvidar”. Interviniendo ante los miembros del consejo Estatal, el ha subrayado especialmente que el mecanismo de la justicia se hacia su preocupacion principal despues de la entrada al trono:” Todavia oia desde la juventud sobre las faltas a nosotros en esta materia, sobre el soplon, sobre la concusion, sobre la ausencia completo en todo las leyes o de su mezcla de la multitud extraordinaria de decretos, es frecuente entre ellos contradictorio “. El emperador encontraba la causa principal del estado de las cosas semejante en el desorden de las leyes viejas a la aparicion de la multitud nuevo. Por eso en extremamente plazos cortos por II seccion de propia oficina del zar era pasado bajo la direccion Speransky el trabajo enorme del inventario y la sistematizacion de cuarenta cinco tomos” del codigo Completo del Imperio Ruso “, a partir”del codigo Catedral “1649 hasta 1825 Hacia 1833 eran publicados seis tomos de las leyes aceptadas ya a Nikolay I, tambien De quince tomos” la Boveda de las leyes “, situado por el principio tematiko-cronologico.

La Guerra de Crimea y el emperador Nikolay I

La Guerra de Crimea ha desnudado las contradicciones interiores y las faltas escondidas, que afilaban de dentro la fuerza material y las posiciones politicas del estado ruso. Completamente necesario para su existencia independiente y las acciones independientes el reforzamiento de la potencia militar aceptaba a veces las formas inadecuadas, la puesta en orden y el refuerzo de la disciplina en el ambiente de ejercito pasaban la arista razonable y se hacian por el objetivo propio. Segun testimonio de un de los contemporaneos, ya despues de la terminacion buena de la Guerra nacional de 1812 “las cualidades militares han sidas sustituidas por la habilidad”. Hasta M.B. de Barklay де Tolli, sometiendose a los deseos de A.A.Arakcheyev, empezaba a exigir la belleza del frente que llegaba hasta acrobacia, y encorvaba una alta figura hasta la tierra para igualar los calcetines el granadero. La juventud del gran principe Nikolay Pavlovicha era tocada por esta pasion de Alejandro I, las entradas principales las costumbres de los anos juveniles se han reflejado y sobre su propia direccion, disonando como si con sus conocimientos extensos militares. Sobre las baldas del gabinete zarista era posible ver la multitud de figurinas del carton piedra con la imagen de los uniformes de los regimientos distintos. El emperador preferia llevar los uniformes patrocinado a ello de las partes y no queria las infracciones de la forma de la ropa. Libremente o sin ganas el uniforme, el adiestramiento, la ficha, la hoja informativa colgaban a veces a los subordinados la esencia ha puesto y eran considerados lo mas importante. Segun Denis Davydova, “para las personas no obsequiadas por la mirada elevada, el amor a la educacion, la comprension verdadera del asunto, el oficio militar consiste solo en nanosno-pedanticheskom, que mata cada actividad intelectual copia”. El guerrillero famoso por propias impresiones se imaginaba bien las consecuencias del estudio inspirado de las reglas del estiramiento de los calcetines, la alineacion de las filas, la realizacion del manejo de armas y etc., que “presumen todos nuestros generales del frente y los oficiales, que reconocen habiendose cansado la parte superior de la infalibilidad, el empleado para ellos por la fuente de los mas altos deleites poeticos”. El heredero suvorovsky de las tradiciones se lamenta de lo que unas series del ejercito son llenadas poco a poco los soldadotes rudos:” Tristemente pensar que a esto aspira. No quiera Dios a persuadirse gobierno que no comprende las exigencias verdaderas del siglo, que preocupaciones y los medios enormes materiales les son dedicadas al desarrollo desastroso del sistema, que, si es prolongado por mucho tiempo, privara Rusia los criados utiles y capaces a nosotros sobre la experiencia que no en un formalismo mecanico consiste el empeno de cada exito. ?Este mal terrible no cede, claro, por las consecuencias al yugo tartaro! A mi ya envejecido en viejo, pero es incomparable unas nociones mas claras, no consigue ver la epoca del renacimiento de Rusia. La pena a ella, si para entonces, cuando la actividad de las personas inteligentes y expertas le sera mas necesaria, nuestro gobierno es rodeado solo толпою de las personas incapaces y persistentes en la ignorancia. El esfuerzo de estas personas de no permitir hasta el las reivindicaciones legitimas del siglo pueden sumir el estado en una serie de los asuntos terribles “.

Nikolay I. El caballero de la autocracia el-monarquico   Nikolay I sentia profundamente y comprendia la necesidad vivo los desarrollos de los rasgos fructiferos de la historia rusa y la cultura, que no se limitaban en el modelo occidental y capaz de proteger el pais de las consecuencias negativas particularmente las tendencias revolucionarias. El consentia como si con Pushkin que, a diferencia de Europa, Rusia exige “otro pensamiento, otra formula”, y ha aportado la contribucion enorme al desarrollo de su conciencia y la potencia. Es en parte justa la conclusion de K.N.Leonteva que “nuestra Rusia misma a ello ha alcanzado aquella cima culturalmente-estatal, despues de que se acaba la creacion viva estatal y sobre que es necesario detenerse en la medida de lo posible, y por mucho tiempo, sin temer incluso alguna estancacion”. Sin embargo la segunda parte del pensamiento expresado es desmentida por la practica y la terminacion Nikolaevsky los reinos. La estancacion no puede durar mucho tiempo, presenta la enfermedad peligrosa para las cimas alcanzadas, abre la via ancha para muchas otras tendencias designadas mas arriba y suicidas. Continuamente vinculado a “los principios infernales de la revolucion” el contagio general del interes propio, que el zar trataba de expulsar a traves de la puerta, entraba en la ventana, bien vista por ello.